Programa

El tema de la transmisión del psicoanálisis ha recorrido un buen tramo de la historia de éste. En Freud el texto más representativo de su posición al respecto es “Pueden los legos ejercer el psicoanálisis?. Diálogos con un juez imparcial.”, el cual surge para defender la posibilidad de que una persona que no tenga formación médica se forme en psicoanálisis y pueda ejercer.

La creación de la institución, ha tenido serias consecuencias en lo que a la comprensión del proceso de formación de analistas respecta, sin obviar que en otros rubros de igual importancia se han apartado de la propuesta del fundador. Podemos resumir esas consecuencias señalando que el psicoanálisis es entendido como una técnica que se repite, se omite la lectura de los textos freudianos, se establece un “análisis didáctico”, que debe ser emprendido con ciertas características y con un analista autorizado por dicha institución.

Lacan y FreudLa lectura crítica de este proceso inicia con Jacques Lacan. Entre sus alumnos hay posiciones diversas, sin embargo prevalece la noción de que la condición necesaria –la condición que no puede cesar de inscribirse en quien se quiere colocar como analista es el pasaje por su propia castración.

La formación es una condición suplementaria, es la condición que se suma al análisis propio, suplementaria en la medida en que no se la puede establecer como obligatoria, si estamos hablando de propiciar que el individuo se juegue por su deseo no se trata de conminarle a hacer algo, es su deseo de posicionarse como analista y saberse faltante, el que le puede permitir acceder a una ignorancia docta, una ignorancia que se sostiene en las preguntas a partir de su propia vivencia como sujeto deseante.

Es desde esta lectura que queremos proponer una formación en psicoanálisis que pase por una modalidad discursiva cuyo trazo esencial es tener la falta como causa. Es decir una modalidad donde el saber no esté del lado de un amo, y por ende el lazo social que se produzca no sea de dominio.

Se pretende basar esta formación de psicoanalistas en los siguientes criterios:

  • La formación del psicoanalista no es de procedencia universitaria. Se pretende continuar la tradición de formación fuera de instituciones académicas.
  • La propuesta busca el saber-hacer clínico y la puesta en juego y en cuestión de los concepto teóricos. En este sentido, la relación con el síntoma en tanto cultural es fundamental.
  • Se ofrecerá una trayectoria formativa que implique el dar cuenta de las lecturas, discusiones, etc en forma de escritura, para hacer salir al sujeto de la dimensión de pasividad propia de los programas universitarios.
  • Estos trabajos podrán publicarse en la revista electrónica "Otra escena".
  • Cada psicoanalista efectuará su propuesta anual con respecto a los ejes orientadores. Tendrá una libertad irrestricta en sus criterios y en la lectura que realice.

El Consejo de Formación está integrado por:

La propuesta

Se ha elaborado una propuesta que comprende cuatro ejes orientadores los que estan siempre abiertos a reformulación:

  1. Concepto fundamentales del Psicoanálisis.
  2. Clínica: Teoría, técnica . Psicoanalisis con niños y niñas
  3. El síntoma. El malestar en nuestra cultura actual y en el psicoanalisis mismo
  4. Psicoanálisis el saber y la verdad. Su relación con la ciencia. Y su relación con otros saberes y producciones.